Simbolismo y Surrealismo

SimbolismoysurrealismoDalí se autoproclamó el mayor de los Surrealistas así como supo vender muy bien su imagen de “máximo representante del movimiento”y siempre me he preguntado:
¿alguien se ha parado a pensar en el significado de la palabra: “Surrealismo”?

Si lo hacemos, nos viene a la cabeza André Bretón; su “manifiesto Surrealista”, datado en el año 1924, es un genial “diccionario” por así decirlo, que nos describe perfectamente la palabra en sí! Bretón resume: “Surrealismo: sustantivo, masculino. Automatismo psíquico puro, por cuyo medio se intenta expresar, verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento

¡Automatismo puro señoras y señores! … a partir de aquí,  retrocedemos unos cuantos siglos y nos acordamos de Hioronymus Bosch, más conocido por los amigos como “el Bosco”; “el primer surrealista” según se dice, aun que su estilo pictórico se enmarca en el expresionismo más puro en el sentido de la palabra, aun que muchas de sus plasmaciones son del todo inconscientes y viscerales hasta llevarnos al asombro más delirante. También nos ponemos a buscar más ejemplos y ahh, encontramos a Giuseppe Arcimboldoooh, ese también hacía unas Paranoias…” Dos Grandes para citar unos ejemplos…
Bien, mi escrito no pretende ahondar en temáticas o deducciones propias sobre si Dalí fue un mentiroso o un payaso teatral, que todo lo llevaba al delirio por el simple y llano  reconocimiento, que se anteponía muchas veces a su obra pictórica (esta de una calidad y pincelada exquisita) y traspasaba incluso la palabra, Surrealismo… A lo que voy es:

¿Que te convierte en Surrealista, qué te convierte y te define como un pintor visceral, el exponente de un estilo?! ¿Dalí fue Surrealista realmente, o fue un pintor Simbólico? René Magritte o Ives Tanguy, si profundizamos más ¿eran realmente los claros ejemplos de pintores Surrealistas puros que forjaron su obra mediante “el automatismo” y dejaron claro la definición inconsciente como Bretón fielmente describió?
Si  pintas un culo y dices que es una manzana, que te consideras: ¿Surrealista por pintar lo primero que te viene a la mente o simbolista porque has decidido que sea una manzana y así darle una atmosfera más poética? ( y pienso: ¿las manzanas tienen algo de poético?)

Esta deducción personal viene a desencadenar en el tema de este escrito y nos lleva por tanto al título del mismo:
Simbolismo y Surrealismo

Si nos vamos al otro movimiento artístico, el “Simbolismo”, encontramos al igual que en el surrealismo; poetas, escritores, pintores… y su definición es mucho más comprensible, lógica y accesible que la del ideal surrealista, es física y palpable, real y mucho más cercana; es como un Romanticismo disfrazado, un viaje al interior y una plasmación posterior en la superficie, estando todo siempre despierto y consciente. Es poesía disfrazada, es; la metamorfosis de algo en otro algo que controlamos pero que siempre lo intentamos disimular y convertir en místico, misterioso u oculto incluso… puede sonar visceral pero no es así….Visceral es el surrealismo.

Freud i Jung son los dioses del Surrealista, Verlaine y Rimbaud parecen ser los dioses del Simbolismo. El surrealismo es pues por así decirlo; morboso y sucio y el Simbolismo; dulce y delicado. Naturaleza en su máxima expresión…  misterio y claridad diáfana; “¿que hay detrás de esa puerta medio abierta?” Simplemente tienes que abrirla y lo verás!!

Pongamos en este texto como referentes y ejemplos claros de Simbolismo a Edward Robert Hughes, Arnold Böclin y Odilon Redon y en Surrealismo; a Magritte y Dalí. Grandes pintores con obras muy “simbólicas”, de imágenes profundas de un estilo muy directo y que se diferencian claramente en ella un ismo de otro. Las pinturas de Hughes son cargadas de Poesía y naturaleza, personajes fusionados en el entorno, rodeados de plantas, hojas, tierra y cielo y todo envuelto por una atmosfera de simbolismo camuflado en todo ello, es quizás este artista inglés el más significativo de todos los simbolistas, mejor dicho, el que describe totalmente el espíritu de ese movimiento artístico en la pintura.  El Suizo Arnold Böclin es también un fuerte exponente del movimiento y su universo incluso es mucho más popular y arraigado en nuestras mentes que el universo preciosista de Hughes y aún que su obra es de marcado Simbolismo ya nos introduce a lo que posteriormente realizaran pintores como Salvador Dalí, influyéndolo sobremanera. Aún que no es hasta otro simbolista; Odilon Redon  donde se establece la ruptura, cambio, transición del Simbolismo al Surrealismo y es por este pintor Francés que experimentamos claramente la diferencia entre los dos ismos. La obra de Redon es  impresionante, el universo y las atmosferas planteadas en muchos de sus litografías o pinturas son tremendas. Los personajes la ambientación, el cambio repentino de una especie de impresionismo amanerado y colorista a un “simbosurrealismo” estremecedor y fuera de toda imaginación. Creo no equivocarme en decir que Odilon Redon es el más claro representante de la ruptura entre un artista de Simbolismo y otro del Surrealismo pero sobretodo el más visceral de todos; eso si, después de el padre de la plasmación inconsciente, El Bosco!

Así cada vez se impone lo inconsciente y se le denomina Surrealismo, Bretón y los  Surrealistas se erigen como padre y guía, a Freud y el mundo de los Sueños y el inconsciente como principal premisa. Es así que este movimiento pictórico ha embriagado a artistas venideros e hipnotizado a multitud de  personas, ensoñadoras como al mismo tiempo con los pies en el suelo. Desde la clase más aristócrata como a los más barriobajeros ha provocado las mismas sensaciones de admiración y atracción.

Hay muchiiiiisimos pintores autodenominados Surrealistas, así como muchos Simbolistas, pero incluso muchos, aún no saben qué diablos son y dudan sobre ello… mira;  a un servidor por ejemplo; en una época que decidí mirar en mi interior y preguntarme si realmente era surrealista o simplemente me basaba más en la coherencia y en la representación de un misticismo y misterio asombroso del que bebe el simbolismo, o simplemente un pinta monas …quizás si lees a Rimbaud o como si lees a Freud  puedes llegar a  tener un cruce de cables y convertirte en un engendro extraño y mutante, tu obra pues ; convertirse a ojos de críticos ,conocedores y estudiosos en una amalgama  pictórica, ser carne de cañón y de estudio al mismo tiempo, de asombro y de constante divagación…

Es claro que el simbolismo duró poco y permanece algo ofuscado por relojes blandos y hombres con sombreros, no olvidemos que el Surrealismo no es solo Dalí! Ya hemos mencionado al Bosco siglos antes de nacer Freud, Apollinaire,Bretón … Recordemos a una gran Artista entre dos mundos como Remedios Varo, y luego; Magritte, señoras y Señores si algo hay que decir de René Magritte es que su obra es de lo más Fascinante, atmosférico, cómico y Visceral que se haya visto en mucho tiempo. Si ya las últimas creaciones de Redon denotan un arte Visceral  puro, muy difícil de superar, dado que en su caso no hay ni el más mínimo control sobre su creación, esas imágenes, esos ojos, esos seres son “automatismo”  total… Con la llegada de Magritte en pleno nacimiento del Surrealismo, todo adquiere una perspectiva rompedora. Las pinturas del Belga son Sublimes imágenes simbólicas de un automatismo tan ensordecedor como mágico y es que su “realismo Mágico” tiene tanto de irreal que hipnotiza, atrapa y se te clava en la retina que no sueltas esas atmosferas en un buen rato tras presenciarlas cual niño absorto en sus deseos. Vale sí que Dalí y sus paisajes del Empordà y sus imágenes hipnagógicas y los personajes perdidos en el horizonte son del todo asombrosos…Quien fue más surrealista de todos los surrealistas? En mi humilde opinión no lo fue un pintor, incluso ni el fascinante Bosco. El que más lo fue el mismo Bretón , incluso añado al poeta Paul Eluard como los que traen su significado puro y sincero. Todos realmente podemos tener algo de surrealistas, simplemente con el hecho de “dejarnos llevar” esto ya nos lleva a ser Surrealistas. Creo en el automatismo como forma de expresión, sea en la música como en las artes escénicas, como en los textos, como en la pintura. Por tanto creo en el Descontrol sobre uno mismo a la hora de crear o como a mí me gusta llamarlo: en el “arte Visceral”.

Creo que tanto los pintores surrealistas como Dalí o Magritte, llegaron a tener un control sobre sus plasmaciones y convertirse pues en “racionales” y, tuvieron sus inicios surrealistas y se dejaron llevar por el encanto del movimiento, para poco a poco tener control sobre sus creaciones y convertirlas en elementos Simbólicos (en este caso Dalí mucho más que Magritte) ese simple hecho ya quita parte del encanto a la misma palabra “Surrealismo”. Si que Dalí dejo de ser menos Surrealista a mediados de los 40 y se basó más en el misticismo por tanto… aparece por sorpresa el Simbolismo y basó su obra en imágenes ya plasmadas y se inclinó por otras plasmaciones y estilos más alejados de lo inconsciente para convertirse en un pintor “experimental” y con ello cada vez con más y más sentido común en todo lo que realiza en lo que escribe y en lo que dice. Su método paranoico crítico no deja de ser un libro interesante donde expone su metodología de trabajo y su forma de plasmar, enmarcado dentro de cierto pensamiento automático pero al mismo tiempo más improvisado y controlable….

Simbolista o Surrealista, he tenido este pensamiento y no he podido evitar plasmarlo, con ese toque de meditación como al mismo tiempo automatismo.

Un saludo

 Toni H Carné 2012