Abstracción (Diálogo entre los fluidos, la pintura y el lienzo)

Un día te levantas con una fuerte sensación, esa fuerte sensación que sabes no puedes reprimir por que te puede consumir. Unas ganas terribles tienes de exteriorizar y con ello cambiar tu punto de vista estilístico. El deseo se debe plasmar sobre un lienzo sin tener nada en concreto en tu cabeza, no hay forma ni idea concebida. Simplemente eliges una tela en blanco la colocas en el suelo y preparas la base de un modo rápido y espontáneo.
Observas ese blanco virginal y hechas encima de la imprimación acrílica blanca; cola liquida, metil celulosa en polvo, carboncillo espolvoreado y luego colores acrílicos que los hechas tal como salen del tubo; dejas caer las gotas en movimientos aleatorios… Action Painting… Completamente poseído por el momento y con el frenesí, ves como te gusta ese juego experimental en el que estás sumergido y sientes la esencia de la creación, al mismo tiempo que la música y tus entrañas marcan cada movimiento de tu mano…
Hay que liberar más tensiones y entonces te propones estar aun más fusionado con tu creación y junto con la pintura y los materiales, la necesidad de mezclar tus fluidos corporales; tal como la pintura sale del tubo y golpea con fuerza en la superficie, el esperma se expulsa con vitalidad y energía cayendo mezclándose con el todo, lloviendo sobre colores puros, explosiones y relieves. Así cada día una nueva pasada con esa metodología hasta ir formando un conjunto, una creación…
A las nuevas pasadas añades más experimentaciones, usas pinceles que arrastras por las manchas y los agitas violentamente formando salpicaduras en todas direcciones, lo alejas lo acercas y el resultado es embriagador. Todo va tomando nuevas formas… Luego te detienes o continuas y así otro día más. Finalmente tras 3 días de frenesí pictórico decides poner tu firma y darlo por finalizado.
La expresión abstracta ha dado lo que tenía que dar. Has logrado crear algo y liberado parte de tu alma. Fijadas quedan tus impresiones en el lienzo como tus pasiones musicales y personales. 3 días de levantarse por la mañana y acostarse a la noche observando los resultados que te han tenido abstraído, poseído, incluso te han saciado las entrañas y lo más profundo del ser. Lo visceral y lo pictórico. El puro placer. La pura naturaleza del ser.

Toni H Carné 2014